9 de junio de 2010

El conocido ex-sacerdote A. Cutié, ordenado pastor en la Iglesia Episcopal de FloridaEl conocido ex-sacerdote A. Cutié, ordenado pastor en la Iglesia Episcopal de Florida

Alberto Cutié, el conocido “Padre Alberto” de la radio y televisión de Miami, fue sacerdote católico romano por 16 años. El 30 de mayo fue recibido como pastor en la Iglesia Episcopal y, en medio de vivas y aplausos, aprovechó la oportunidad para anunciar que él y su esposa esperan un bebé antes de fines de año.
El padre Cutié, de gran popularidad entre el público hispano de Estados Unidos, apareció en unas fotos besándose con Ruhama Canellis, con quien se casó después de abandonar el catolicismo, el año pasado. La pareja espera su primer hijo.

El pasado 30 de mayo fue ordenado en la Iglesia Episcopal, en una solemne ceremonia llena de colorido y alegría, oficiada por el obispo Leo Frade de la Diócesis del Sureste de la Florida. Cutié fue instituido, además, como rector de la Iglesia de la Resurrección de Miami donde ejerció su ministerio como laico el año pasado.

Tras la ceremonia, el ex cura dijo que la Iglesia Episcopal "es un poco más democrática que la iglesia que conocen la mayoría de latinos. Los laicos y las mujeres tienen voz y voto sobre el candidato. Todas esas recomendaciones se las dieron a mi obispo".

POPULARIDAD
Cientos de personas asistieron a la ceremonia en que el cubano-estadounidense volvió a convertirse en sacerdote, ahora con la Iglesia de la Resurrección de Biscayne Park.

El religioso es también conocido como el "Padre Oprah" en referencia a la conductora Oprah Winfrey por sus apariciones en televisión para dar consejos sobre relaciones humanas. Pese a la cancelación de las apariciones de Cutié en televisión, tras el escándalo, su popularidad no ha menguado. Sin embargo, según dijo a las agencias de noticias, "Muchos católicos me tratan como si me hubiera muerto, como si no existiera".

La Iglesia Católica destituyó a Cutié de su parroquia el año pasado luego que se divulgaron las fotos en las que aparecía besándose con su actual esposa. El cura dijo que había conocido a Canellis en el templo y que habían sido amigos durante años antes de iniciar una relación amorosa.